CONSECUENCIAS INMEDIATAS DEL CORONAVIRUS PARA TRABAJADORES

Los abogados laboralistas, saben que las consecuencias inmediatas del coronavirus para los trabajadores pueden ser muy negativas.

La desorientación y desinformación siempre juegan en contra de los intereses del trabajador, por lo que desde los despachos de letrados laboralistas se ha de facilitar una información clara y accesible para cualquier persona.

Consecuencias del coronavirus para trabajadores

Entre las consecuencias del nuevo coronavirus para trabajadores, una de las más inmediatas es el cierre de empresas y la posible pérdida de puestos de trabajo.

Existen colectivos laborales más débiles que otros, más propensos a sufrir las consecuencias de la crisis. Se trata de los cerca de 100.000 empleados de comedores (de colegios, de residencias…), o de los miles de rider y repartidores que ven durante esta temporada recortados sus ingresos.

Estos trabajadores en riesgo laboral, han de protegerse mediante los profesionales que puedan asistirles sin fisuras en la nueva crisis originada por la propagación del COVID-19.

Entre estos profesionales, se hallan abogados laboralistas que tienen respuesta para muchas de las preguntas de los afectados.

Los letrados aseguran que se dan casos de todo tipo, incluyendo trabajadores sanos que no pueden realizar su labor mediante teletrabajo y que, en casa, viven con personas en situación de riesgo, como pacientes con el sistema inmune debilitado o personas mayores. Estos casos deben ser observados muy cuidadosamente para evitar abusos y posibles contagios evitables.

Otro caso es el del los trabajadores cuya empresa les obliga a trabajar en situaciones que pueden suponer un riesgo para su salud y la de otros, ya que no se observan las debidas medidas de seguridad e higiene como mantener la distancia de seguridad, desinfectar objetos que se usen en común etc.

Otro colectivo de trabajadores que se ve muy afectado por la epidemia de COVID-19, son los autónomos o trabajadores por cuenta propia. Ya que en muchos casos se han cerrado establecimientos y se han suprimido trabajos logísticos, estas personas se quedarán sin su habitual remuneración.

El Estado asegura que también prevé ayudas para los autónomos, como es la exención de los pagos mensuales y los impuestos si decrece la facturación.

CONSULTA ONLINE